Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Mérida, 05.11.2017.- Este domingo, el Parque de Recreación de Burro Negro, ubicado en la costa oriental del Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, arribó al 43° aniversario de su declaratoria, según decreto del Gobierno Nacional del 05 de noviembre de 1974, para la protección de una de las principales fuentes de agua potable en la región.

El parque comprende la zona protectora de la Reserva Hidráulica de Burro Negro, en el municipio Lagunillas del estado, y abarca 75 hectáreas de superficie, 58 de las cuales se encuentran bajo administración del Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea).

Desde su construcción entre 1958 y 1960, el Parque Recreacional Burro Negro atesora un importante patrimonio acuífero y de fauna silvestre, abarcando un estimado de 22 hectáreas de espejo de agua y 36 hectáreas de tierra firme, con abundante fauna silvestre.

Tapires o dantas, ardillas, matacanes, conejos silvestres, monos araguatos, chigüires, caimanes, babas, galápagos, pájaros carpinteros, loros, entre otras especies, integran la biodiversidad del parque, que acumula al interior de su zona protectora el estimado de 76 millones de metros cúbicos de agua.

Dicho embalse, ubicado a pocos kilómetros de la carretera nacional Lara – Zulia, surte agua a la planta de potabilización Pueblo Viejo, que distribuye el vital líquido a los municipios Santa Rita, Cabimas, Simón Bolívar y Lagunillas de la entidad zuliana.

Entre 2015 y 2016, esta importante zona estratégica y atractivo turístico fue objeto de una rehabilitación integral, concretada con inversión social de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), consolidando un vivero productor de plantas para reforestar, así como la rehabilitación de espacios para la recreación familiar.

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Textos: Adalberto Sandino