Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / San Fernando, 20/12/2017.- Convencidos de la necesaria promoción de la cultura de la solidaridad y el espíritu de compartir para alcanzar un mundo mejor, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), se une este 20 de diciembre a la conmemoración del Día Internacional de la Solidaridad Humana.

Considerada como herramienta fundamental para erradicar la pobreza, la solidaridad se identifica en la Declaración del Milenio como uno de los valores fundamentales para las relaciones entre los pueblos en el siglo 21, razón por la cual el 22 de diciembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió dedicarle este día, y para que quienes sufren o tienen menos se beneficien de la ayuda de los más acomodados.

A través de iniciativas como la creación del Fondo Mundial de Solidaridad y la proclamación del Día Internacional de la Solidaridad Humana, este concepto fue promovido como crucial en la lucha contra la pobreza con la participación de todos los interesados pertinentes.

El mundo ha logrado importantes avances en materia de desarrollo humano en los últimos dos decenios. El índice mundial de pobreza disminuyó más de la mitad. Las personas viven más tiempo y en mejores condiciones de salud, son más instruidas y están más conectadas. Pero, pese a esos y otros avances, la felicidad no ha sido compartida por todos.

Las desigualdades, extrema pobreza, desempleo, exclusión social y la degradación del medio ambiente, siguen siendo características distintivas de sociedades de todo el mundo. La discriminación y el prejuicio continúan siendo importantes obstáculos en la construcción de sociedades inclusivas y, para muchos grupos sociales vulnerables la situación empeora.

La solidaridad es la base de la sociedad humana, es vital para el desarrollo social. La solidaridad humana la podemos definir como el acto mediante el cual una persona realiza acciones en beneficio de otra sin recibir nada a cambio, un acto desinteresado que pueda significar un beneficio para un tercero y que en el fondo también supone algún nivel de satisfacción para aquel que lo lleva a cabo.

Si bien normalmente se relaciona con la noción de grupos sociales humildes o desprivilegiados, hay muchas acciones cotidianas que son solidarias, como por ejemplo ayudar a un anciano a cruzar la calle, participar en algún proyecto de voluntariado, hacer donaciones, entre otras acciones.

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Rafael Ramos

Noticias Relacionadas