En la jurisdicción de los municipios Mariño, Arismendi, Gómez y Díaz del estado Nueva Esparta, se encuentra ubicado El Parque Nacional Cerro El Copey específicamente en la región oriental de la isla de Margarita. Le debe su nombre al copey (Clusia major), una especie de árbol muy abundante en la zona.  Actualmente es resguardada por el Instituto Nacional de Parques (Inparques) ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec), según decreto Nº 1.632, del 27 febrero de 1974.

El Parque Nacional Cerro El Copey, posee una extensión territorial de 7.130 hectáreas protegen a la mayor y más alta extensión montañosa en la isla, el macizo oriental, cuya máxima altura alcanza los 960 metros sobre el nivel del mar. Estas montañas se componen de rocas originadas en el cretácico temprano y presentan un relieve alto y fracturado con zonas más amplias hacia el piedemonte.

En este importante espacio natural podemos encontrar especies de aves, entre ellas subespecies endémicas de la isla como el perico cara sucia, la macagua o soisola, la pavita o lechuza enana, el gonzalito, el tordo negro, el guitío gargantiblanco y el trepador subesube. Por esta razón, ha sido reconocido internacionalmente como Área de Importancia para la Conservación de las Aves.

También posee una flora abundante entre las que se pueden  nombrar anfibiosendémicos como la rana del Copey (Hyla rubra) y un colúbrido endémico (Drymarchon corais margaritae). Entre los mamíferos se encuentran algunos endemismos: mono machín (Cebus apella margaritae), conejo de monte (Sylvilagus floridanus margaritae), ardilla (Sciurus granatensis nesaeus), venado (Odocoileus virginianus margaritae).

Este parque constituye una de las más importantes bellezas naturales de Venezuela. Se halla rodeado de laderas y hermosos valles bañados por una fresca y siempre húmeda brisa, gracias a la abundancia de vegetación del sector. Este paraíso que contrasta con el resto de la vegetación de la isla, ofrece al visitante y amante de la contemplación de la naturaleza la posibilidad de realizar excursiones de montaña dentro de una isla tropical en pleno mar Caribe.

Cabe destacar que este cerro tiene hermosos ríos como La Asunción, El Valle de San Juan Bautista, El Copey y EL Valle de Espíritu Santo, que funcionan como drenajes naturales de agua que alimentan a muchas de las poblaciones vecinas.

Prensa ecosocialismo (Minec) / Inparques/ Melissa Mendoza