Parque Nacional Archipiélago los Roques fue Decretado N° 1061 el 9 de agosto de 1972 GO. 29883 EL 18 de agosto de 1972. con el objetivo de Proteger el sistema ambiental de islas, islotes rocosos, arenosos y coralinos; al igual que los arrecifes, lagunas e incluso el mar abierto adyacente del denominado archipiélago de Los Roques .El espacio está constituido por 221.120 hectáreas entre zonas marinas y terrestres.

El Parque Nacional Archipiélago de Los Roques, ubicado en el mar Caribe, En el mar Caribe, 168 kilómetros al norte de la Guaira, frente a la costa central de Venezuela.

Es el área ambiental marina protegida más grande del país y de todo el Caribe y su belleza, biodiversidad, encanto y atractivo en general, lo convierten en un patrimonio único. En el rectángulo que conforma el parque, además de áreas de mar abierto, se agrupan 42 cayos de origen coralino (rocas de coral y conchas marinas), una isla de formación ígneo-metamórfica y aproximadamente 300 bancos de arena que dependen del nivel de la marea y de la influencia lunar. Todo el complejo constituye un atolón, con su típica laguna mayor central comunicada con el mar abierto.

Entre las islas y cayos que se destacan tenemos: el Gran Roque, Noronquí, Francisquí, Madrisquí, Carenero, Yonquí, Bequevé, Isla de Muerto, Espenquí, Felipe, Grande, Lonquí, Nordisquí, Burquí, Rabusquí, Sal, Sarquí, Crasquí y Pirata. Su acceso se efectúa por vía aérea o marítima, pudiéndose apreciar uno de los ambientes marinos más hermosos del país y del mundo, el cual cuenta con playas de arenas blancas, aguas cristalinas y de colores que se degradan del azul al verde y los arrecifes y especies acuáticas que allí habitan. Por ser un humedal de excepcional importancia como reservorio de recursos alimenticios y de biodiversidad, en el año 1996 fue incluido en la lista de humedales protegidos por la Convención Ramsar (Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional) ratificada por Venezuela en el año 1988.

Parque Nacional Archipiélago de Los Roques

Ecosistemas típicos de las zonas marítimas y costeras tropicales: playas de arena, formaciones coralinas, lagunas de agua salada y salobre, praderas de fanerógamas marinas, manglares y en la isla principal, el Gran Roque, acantilados rocosos. Debido a las condiciones climáticas, la vegetación predominante es xerófita, característica de la costa venezolana dominada por herbazales halófilos y arbustos. En el archipiélago también hay una gran extensión de bosques de manglar, cuyas especies más importantes son el mangle rojo, mangle negro, mangle blanco y el botoncillo.

Flora

La flora terrestre del Archipiélago Los Roques es Xerofila, típicas de tierras áridas y calientes donde predominan las platas espinosas y los cardonales. Se presentan los espinares principalmente por la tuna el buche o melón y el cardon que se haya sobre todo en la isla de Gran Roque. En el resto de los cayos del archipiélago, predominan forma vegetales con poco desarrollo vertical como vidrio, el Tabacalillo de Pescador, el Fideo y la Saladilla. Sin embargo, las plantas pueden ser distribuidas de manera que puedan distinguirse tres provincias botánicas: Los Manglares, El Espinar y la Sabana, cada uno con su organización y planta características.

Fauna

La fauna es abundante y se han identificado cerca de 90 especies de aves marinas, de las cuales el 40% corresponden a migratorias. Las condiciones extremas limitan la presencia de fauna terrestre a iguanas, lagartijas, arañas y el murciélago pescador, autóctono del área. Entre las especies que habitan en el archipiélago están el botuto (Strombus gigas), la langosta espinosa (Panulirus argus) y las tortugas marinas, como las más importantes. En Los Roques se encuentran 4 tipos de tortugas marinas, la verde (Chelonya mydas), la cardón (Dermochelys coriacea), la carey o parape (Eretmochelys imbricata) y la tortuga Caguamo (Caretta caretta).

Geología

El basamento del archipiélago, el cual a veces aflora como isla como es el caso del Gran Roque, está constituido por rocas ígneo-metamórficas del Mesozoico integrando un complejo litológico denominado Gran Roque, islote en el cual es más representativo. Sin embargo, la gran mayoría de las rocas consolidadas que se encuentran son formaciones madrepóricas producto de la consolidación de las colonias de corales que allí se han formado durante el Cuaternario reciente.

Geomorfología

Una de las características más sobresalientes del relieve lo constituye la "Cabecera de Los Roques", una barrera de arrecifes en forma de arco que se extiende en dirección norte-sur con una longitud de casi 24 km, la cual se observa al sur del archipiélago como una plataforma submarina angosta, abrupta y profunda y más al norte más ancha y con profundidades menores a los 10 m. En el Gran Roque se observan dos zonas diferentes de relieve, la primera es una pequeña cadena montañosa, de poco más de 2 Km de extensión que corre a lo largo de la costa septentrional, con una elevación mayor cercana a los 130 m y la segunda zona comprende las dos terceras partes de la isla y está formada por terrenos bajos, arenosos y anegadizos con lunas de agua salada. Los cayos que componen el archipiélago han sido clasificados atendiendo al tamaño, cobertura vegetal y ambiente sedimentario en el que se han desarrollado como: 1) cayos arenosos sin cobertura vegetal y de poca estabilidad conocidos como "pelones", los más numerosos del archipiélago; 2) cayos arenosos cubiertos de vegetación baja, arbustos y gramíneas, que son más estables que la clase anterior debido a la presencia de la cobertura vegetal, que fija la arena y evita la erosión; 3) cayos arenosos donde hay vegetación de gramíneas, arbustos y plantas rastreras, con éstos puede haber rocas de playa originadas por la segmentación de la arena o de la grava de coral, la cual forma terrazas de tormenta; 4) cayos arenosos de mucha extensión cubiertos de gramíneas y que en ciertos lugares forma una bahía rodeada de manglar, hay grandes acumulaciones de grava de coral y fragmentos de moluscos, resultado de la erosión causada por el mar; 5) cayos de gran tamaño que tienen una laguna abierta de aguas llanas, donde la profundidad es menor de 3 m, la vegetación es de gramíneas y formaciones de manglar que bordean la laguna, también hay terrazas de tormenta y roca de playa y 6) cayos de mayor tamaño donde hay lagunas abiertas de aguas llanas, lagunas internas y salinas, las llanuras arenosas son muy extensas y están cubiertas por gramíneas y también se observa la presencia de especies de manglar.

Vegetación

Su vegetación es muy diversa con un reporte de 34 tipos de plantas. Entre la vegetación xerófita encontramos espinares y cactáceas (melón, tuna y guazábara). Hay cuatro clases de mangle: como el mangle rojo (Rhizophora mangle), negro (Avicenia germinans), blanco (Laguncularia racemosa) y mangle de botoncillo (Conocarpus erectus).

Árido. La temperatura media anual es de 27,3 ºC, con una precipitación media anual de 250 mm (480 mm máxima). Los meses más cálidos son los de julio y agosto.

Hidrografía

Debido al clima tan seco que presenta el archipiélago, no se observa en la zona una red hidrográfica organizada. En consecuencia, son inexistentes los cursos de agua permanentes o intermitentes y sólo se forman pequeñas escorrentías esporádicas en las islas más extensas durante los días y períodos más lluviosos. Por consiguiente, el agua de consumo es llevada a la zona desde el continente o convertida en el lugar como potable a partir de pequeñas plantas desalinizadoras.