Parque Nacional Mochima impregna majestuosidad en zona nororiental venezolana

Prensa Inparques, Anzoátegui, 27.06.2017.- Ubicado dentro de la cadena oriental de la Cordillera de la Costa, el imponente Parque Nacional Mochima resalta la majestuosidad de la región nororiental venezolana con sus 94 mil 935 hectáreas de extensión entre los estados Anzoátegui y Sucre por sus bahías, playas, islas, golfos y ensenadas de grandes maravillas naturales, además de su exuberante diversidad biológica.

Las faldas montañosas prácticamente llegan hasta las costas del Parque Nacional Mochima

Fue declarado parque nacional el 19 de diciembre de 1973, bajo el decreto número 1.534, y actualmente es administrado por el Instituto Nacional de Parques (Inparques) ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea) con el objetivo de preservar los paisajes representativos de la zona, entre los que resaltan ecosistemas de arrecifes, coralinos, (octocorales, cerebros y de fuego) praderas de thalassia, valles estrechos, islotes y manglares.

El sector oeste del parque está  ubicado entre las ciudades de Barcelona, Puerto la Cruz y Guanta, dentro de lo que se conoce como la Bahía de Pozuelos de Anzoátegui, ocupando una superficie de 37  mil 132 hectáreas; lo que representa el 61 por ciento de su superficie total. Dentro de las islas que lo conforman destacan: Chimana Grande, Chimana Segunda, Chimana del sur, Chimana del Oeste, La Borracha, El Mono, Cachicamo y Picúa Chica.

Su relieve se caracteriza por ser accidentado, con zonas montañosas de bosques tropicales de tipo espinoso, húmedos y secos, perfiles costeros escarpados con estrechos valles y faldas montañosas que caen a la costa, playas arenosas y manglares. Gozando de un clima semiárido y desértico (de mayor evaporación y poca precipitación, típico del litoral venezolano) y dos estaciones: Una seca extendida desde enero a mayo y otra lluviosa desde junio a diciembre.

Su variada vegetación en gran parte es xerófila (yaqué, melón de monte, cactus) aunque también cuenta con especies capaces de adaptarse al suelo salino como: Clemont, uva de playa, cocotero, almendrón, olivo, zapatico de la reina y guaritoto. Por su parte, la fauna está integrada por animales terrestres como iguanas, lagartijas, víboras e insectos; en cuanto a la avifauna se encuentran pelícanos, golondrinas, tijeretas de mar, murciélagos, entre otros. Además habitan en sus aguas peces coloridos como el pez loro, pez globo y delfines.

 

Prensa Inparques / Natalia Chanchamire

Fotografía/ Natalia Chanchamire

Contacto/inparquesprensa@gmail.com