Agencia Venezolana de Noticias, 27.11.2017.- Ecologistas del municipio Guaicaipuro, en el estado Miranda, al centro-norte del país, debatieron sobre la conservación del ambiente y desarrollo local, con el propósito de dar sus aportes al plan de gobierno de la abanderada socialista en la jusrisdicción, Wisely Álvarez.

En entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Rosana Barreto, ecologista y naturista, explicó que el viernes 24 de noviembre se desarrolló un foro sobre Ambiente y Desarrollo Local en las instalaciones del Teatro Lamas, con ponentes especializados en el área y grupos ambientales.

«Realizamos este encuentro porque existen varios grupos ecológicos que están haciendo una labor hermosa. Nos hemos organizado a través de una espiral donde cada grupo ecológico tiene su dimensión y cooperamos para la labor integral y luego de las ponencias y discusión construirnos una carta compromiso de todo lo que aspiramos para optimizar el municipio. Queremos apoyar al máximo la candidata en su labor pero también que tome en cuenta en su gestión al sector ambiental», dijo.

Entre los invitados ponentes destacó Joel Graterol proveniente de Falcón y experto en el área acuífera, destacó la importancia de impulsar un desarrollo sustentable y sostenible de la agricultura, fruticultura, así como potenciar el turismo y los sectores productores de avícolas, porcina y ganadera.

«Tenemos grandes potenciabilidades subterráneas y acuíferas en el municipio. Hemos encontrado aguas dulces, simples y termales así como gas. Se pueden impulsar el turismo con las aguas medicinales para sanar problemas de artritis. Tenemos grandes ríos desde 500.000 litros de agua dulce que sirve para resolver problemáticas del agua que traiga el beneficio de la comunidad y la colectividad. Tenemos agua suficiente para el desarrollo de diversas actividades», explicó.

Por su parte, Félix Velázquez, coordinador nacional de Izquierda Unida de Venezuela, sostuvo que este encuentro permitió debatir y discutir ideas para el impulso de la planificación local como una herramienta que permita el surgimiento de una nueva ciudad «inclusiva, sostenible y amigable con el ambiente».

«Nuestra propuesta es un modelo de ciudad que nos permita construir el socialismo con un modelo sostenible en lo económico y social. Esto nos lleva a generar una ciudad incluyente, donde hombres y mujeres podamos compartir el espacio territorial y desde allí facilitar el desarrollo de las potenciabilidades que tenemos como territorio y como colectivo humano para mejorar las condiciones de la calidad de vida respetando el ambiente y la igualdad del ser humano», señaló.