Con miras al desarrollo sostenible de los parques nacionales administrados por  el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea),  la dirección estadal Carabobo recibió la visita de las autoridades quienes realizaron un recorrido de inspección en el Parque Nacional San Esteban, con la finalidad de verificar sus espacios.

En una jornada que se desarrolló durante  los días lunes y martes del mes en curso, el director de Parques Nacionales Andrés Carrero, acompañado por el coordinador nacional del Cuerpo Civil de Guardaparques, recorrieron las zonas continentales e insulares de interés turísticos, distribuidos tanto en la vertiente norte como en la vertiente sur del lugar.

En este sentido, los funcionarios  sostuvieron una reunión con el director de turismo del municipio Guacara, Félix Alvarado quien destacó la necesidad del trabajo interinstitucional para superar la adversidad económica que atraviesa el país.

Por su parte, la directora de Inparques Carabobo María Eugenia López  informó, sobre un posible convenio de cooperación con la alcaldía de Guacara para impulsar el desarrollo turístico del sector Vigirima.

“Tenemos la disposición de trabajo, tenemos espacios con gran potencial por lo que debemos trabajar de manera mancomunada para sacar adelante a Venezuela”, dijo.

López adelantó, sobre la posibilidad de la creación de una brigada ecológica turística de la policía de Guacara, especializada en el resguardo de los espacios turísticos del municipio.

Oportunidades en el Parque Nacional San Esteban

Durante el recorrido, el director de Parques Nacionales Andrés Carrero tuvo la oportunidad de evaluar las condiciones ambientales y estructurales del Parque Nacional reconociendo así el potencial turístico.

Carrero afirmó que existen dentro del área puntos de referencia como el sector Cacho Mocho y la Quinta Pimentel que pueden darle vida turística a la comunidad de Vigirima. “Más allá del atractivo marino costero que ofrece la vertiente norte, se pueden desarrollar otros puntos que diversifiquen la oferta turística”, recalcó Carrero.

De esta manera, el director nacional hizo énfasis en hacer las respectivas alianzas con las alcaldías, la comunidad y los prestadores de servicios privados y elogió la relación interinstitucional que mantiene Inparques con el Instituto Nacional de Turismo (Inatur) en la entidad carabobeña.

 Espacios marinocosteros

Con respecto a los atractivos turísticos ubicados en la vertiente norte del parque, Carrero reconoció la necesidad de situar puntos de control en lugares estratégicos como la bahía de Patanemo que permitan una mayor vigilancia y cuidado de los espacios.

Igualmente, hizo énfasis en estrechar los lazos de trabajo con la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) que a su juicio se muestra bastante interesada en la gestión ambiental.  Además realizó un llamado a la comunidad pesquera de la zona, a retomar las acciones de cooperación.

El funcionario, no descartó la posibilidad de establecer una ruta turística en el sendero que permite el acceso hacia la ensenada Yapascua.

Al respecto dijo que “hay cierta presión y demanda de la gente por hacer visita a esta zona y reconocemos su belleza particular, sin embargo, este espacio está zonificado como primitivo marino y antes de tomar una decisión, debe ser sometido a consulta pública en aras de garantizar su preservación”.

Cabe destacar que de acuerdo a lo establecido en el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU), las zonas tipificadas como primitivas marinas permiten un uso restringido a actividades de corte educativo e investigativo que requiere de gran control por parte del ente administrador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Juan Eduardo Herrera

 

Noticias Relacionadas