Cortinas del Yuruaní: Salto que inmortalizó la vida del Cacique Arapená Merú

Prensa Inparques, Ciudad Bolívar 28/06/2017.- El Parque Nacional Canaima está compuesto por hermosos paisajes que enaltecen el país, como es el caso de las Cortinas del Yuruaní o Salto Arapena Merú, denominado así por los hermanos indígenas, por ser el lugar donde falleció el Cacique Arapena.

En lengua taurepán Pená significa ancestral. Ará era el nombre del cacique

El Salto Arapena, es una caída de agua de poca altura ubicada en la zona oriental del Parque Nacional Canaima, cuyo reservorio es administrado por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), los cuales brindan seguridad al visitante, a través de charlas preventivas sobre está cascada.

Está catarata es de muy fácil acceso, ya que se encuentra en la carretera principal de la Gran Sabana y para llegar al salto se debe pasar un puente metálico, desde el cual  se observa el Arapena, para luego tomar la vía que lo conducirá hasta la cascada en menos de 10 minutos.

Sus aguas provienen del río Yuruaní, que tiene una longitud de 96 kilómetros con una caída de unos cinco metros de altura, formando a su paso  cortinas lo que se traduce en un afluente turbulento y con mucha corriente; pero unos metros más abajo su caudal se vuelve más tranquilo, lo cual permite al visitante bañarse y disfrutar de este reservorio natural.

La Leyenda del Cacique

El Salto Arapena Merú, según cuenta la leyenda de los hermanos indígenas, un día el cacique Ará fue a pescar al salto y allí encontró la muerte. Su cuerpo fue hallado sin heridas ni signos de violencia en una playa cercana Afligidos por la muerte de su líder deciden inmortalizar y honrar su vida llamando aquella pequeña cascada Arapena Merú. Antes de la muerte del cacique Arapena el salto carecía de nombre.

Salto Arapena Merú, rinde tributo a la idiosincrasia de los hermanos indígenas

Este salto es de gran popularidad ya que el caudal del río permite la práctica de diversos deportes, de igual manera en el área existen campamentos y churuatas, y el costo siempre es simbólico a los indígenas que se ocupan de mantener limpio el lugar.

Prensa  Inparques / Ligia Ruiz

Fotografías / Archivo