Prensa  Inparques / Caracas, 01/02/2018.- Con la finalidad de preservar los espacios protegidos del país, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), ejecuta las labores de mantenimiento a la franja del cortafuegos del Parque Nacional Waraira Repano.

 

Trabajadores haciendo labores de mantenimiento

Este año los trabajos se iniciaron dándole prioridad a los sectores con mayor incidencia de incendios forestales como son: Catuche, Llano Grande, Estribo Duarte, Galindo y  La Julia. Actualmente, en los tramos de Catuche y Lomas del Viento se culminaron las labores de limpieza y se dio inicio al sector Estribo Duarte.

 

Para el mantenimiento general, que comprende el desmalezamiento de la zona además de la adecuación de la red hídrica, se dispone de un personal constituido por 46 personas, el cual está dividido en dos cuadrillas con tiempos de trabajo de 15 días consecutivos cada una. El tiempo estimado del mantenimiento por tramo es de semana y media a dos semanas.

 

Los trabajos de barrido de maleza en el cortafuego de este pulmón natural se iniciaron en diciembre, pero debido a la atípica continuidad de la temporada de lluvia en ese mes se propició el rebrote de la materia vegetal obligando a repetir la labor.

 

El tiempo estimado del mantenimiento por tramo es de semana y media a dos semanas.

Por su parte, el técnico especialista adscrito a Inparques, Ramón Campos, explicó que “el cortafuegos es un mecanismo de presupresión que permite bajar la intensidad del fuego para que el Cuerpo de Bomberos Forestales pueda extinguirlo. Igualmente, permite darle tiempo a los combatientes y  sirve también para abrir otras líneas de defensa y así hacer un mejor combate del incidente».

 

En el caso del Parque Nacional Waraira Repano, esta zona está dividida en 13 tramos que van desde el sector  Ayala, a la altura del terminal de Oriente en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, hasta el sector Catuche al oeste de la ciudad de Caracas. Se prevé que las labores en su totalidad culminen a finales del mes de abril.

 

 

Actualmente este espacio natural cuenta con una medida de protección emitida por el  Ministerio Público a solicitud de Inparques con el fin de evitar daños ambientales en la temporada de sequía, producto de los incendios forestales.

 

Prensa  Inparques / María Renée Camacho

 

Fotografías / Carlos Castellanos