Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / San Fernando, 06/02/2018.- Con más de 18 mil 700 hectáreas de extensión, el Parque Nacional Laguna de La Restinga fue establecido mediante el Decreto Nº 1.591, de fecha 6 de febrero de 1974, por lo que en este día los neoespartanos y venezolanos en general celebran los 44 años de la protección de sus bellezas naturales.

Ubicado en el sector central de la Isla de Margarita, en la unión de su parte oriental con la occidental en la Península de Macanao, estado Nueva Esparta, este parque nacional fue decretado con la finalidad de proteger la laguna costera más importante de esta región insular, un área con una alta diversidad biológica e importancia turística.

La Restinga es una de las tantas bellezas con las que cuenta la Perla del Caribe y uno de los principales espacios naturales de Venezuela, cuya administración y manejo está a cargo del Instituto Nacional de Parques (Inparques), institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea).

En este espacio de recreación existen diversos ecosistemas de alta productividad biológica, y diversidad de fauna en donde predominan los ambientes litorales y los manglares. En los sectores terrestres las condiciones de aridez son muy acentuadas.

Dentro de las especies vegetales representativas se observa la presencia de cuatro especies de manglar: el mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle negro (Avicennia germinans),  mangle blanco (Laguncularia racemosa) y el mangle de botoncillo (Conocarpus erectus). Entre las especies halófilas destacan: el tabaquillo (Batis marítima) y la verdolaga (Portulaca oleracea). Las especies arbóreas están representadas por Cercidium praecox, Cordia dentata, Cesalpinia coriara, Bourreria cumanensis y Prosopis juliflora, entre otras.

Entre los peces que habitan en la Laguna de La Restinga se encuentran el corocoro, pargo, sardina, mero, cazón, carite, lisa, lebranche y el róbalo. Destacan también moluscos como el ostión, chipichipi, guacuco, mejillones y la pepitona, así como gran cantidad de tortugas marinas desovan en sus playas.

 

 

 

 

Turismo

El Parque Nacional Laguna de La Restinga constituye un importante atractivo turístico del país de trascendencia internacional, de manera que en cada temporada recibe a numerosos visitantes nacionales y extranjeros atraídos por sus hermosas playas y demás bellezas naturales.

La playa de La Restinga es accesible por lancha desde el embarcadero de El Indio, en donde se alquilan las embarcaciones que conducen a los visitantes a través de los innumerables canales que llevan nombres tan evocadores como: “Jardín de mis amores”, “Canal del Beso” o “Paraíso del amor”, entre muchos otros.

En la playa hay restaurantes, baños públicos, alquiler de sillas y toldos. Y para quienes gustan de comer ostras, este es, sin duda, el mejor lugar para hacerlo

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Rafael Ramos