Hoy se celebra el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales, conmemoración que se realiza desde hace 19 años, cuando fue establecida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización Mundial de Conservación y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Desde el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), fomentamos políticas contentivas de acciones sustentables y armónicas con el medio ambiente, con el fin de lograr un manejo adecuado de los bosques tropicales bajo nuestra supervisión.

La gran importancia de los bosques tropicales, radica en que proporcionan diversos servicios ambientales a la sociedad siendo la producción de oxígeno uno de las más importantes.

En Venezuela le hemos dado especial atención a este tema de los bosques, en todas sus variantes, como lo especifica el objetivo principal de la Artículo 1, de la Ley de Bosques promulgada por la Asamblea Nacional en el año 2013: “La presente Ley tiene por objeto garantizar la conservación de los bosques y demás componentes del patrimonio forestal y otras formas de vegetación silvestre no arbórea, estableciendo los preceptos que rigen el acceso y manejo de estos recursos naturales, en función de los intereses actuales y futuros de la Nación, bajo los lineamientos del desarrollo sustentable y endógeno”.

También se ha creado, desde el 28 de mayo de 2006, la Misión Árbol, iniciativa del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, enfocada a la participación protagónica de la comunidad, en la construcción de un modelo de desarrollo que se fundamente en la recuperación, conservación y uso sustentable de los bosques, para el mejoramiento de su propia calidad de vida.

A nivel mundial, también hay iniciativas importantes por preservar los bosques tropicales; por ejemplo el componente comercial del Programa Forestal de la Organización Mundial de Conservación, en la que se promueve la adopción de Políticas de Compra Responsable de Productos Forestales y los enlaces de mercado como estrategias para contribuir a reducir la tala y comercio ilegales de madera, se intenta también promover mecanismos económicos y comerciales que garanticen la sostenibilidad de los bosques a nivel mundial.

Al celebrar y recordar este día, se busca crear conciencia sobre su importancia y el manejo que se les debe dar; por cuanto, proporciona importantes y vitales servicios ambientales, para todo  ser humano.

La cobertura de los bosques en Venezuela es de 50 millones de hectáreas, esto representa el 56 % de todo el Territorio Nacional, así como el 5,6 % de los bosques suramericanos y el 1,3 %  de los bosques del mundo, de ahí la importancia que tiene para nuestras instituciones, el vigilar el uso correcto de estos y el concienciar sobre su uso adecuado.

Los bosques tropicales son de los ecosistemas más importantes, complejos y fundamentales del mundo, cubren cerca del 25 % de la superficie terrestre, albergando el 70 % de la diversidad del planeta, siendo fuente significativa de recursos naturales.  Sudamérica está dominado por los bosques amazónicos; en Asia los bosques secos del Sur; en Centroamérica, los bosques nubosos; y en África, los bosques abiertos del Este y del Sur.

Alejandro García, funcionario de la Unidad Territorial Ecosocialista del estado Nueva Esparta, acota que: “la importancia que tienen los bosques tropicales del mundo, es que desempeñan funciones protectoras, unas locales y otras mundiales, tales como influir en el clima, proteger de la erosión eólica, proteger las costas, los aludes, así como la filtración de la contaminación atmosférica y los recursos hídricos. De la misma manera son importantes para la diversidad y en la regulación del clima”.

“El bosque seco tropical funciona como una cobertura protectora del suelo y hábitat de muchas especies endémicas del estado Nueva Esparta (…) Existen varios bosques húmedos en el estado, como la cima de los cerros de Matasiete, El Copey y San Francisco en la Península de Macanao; los cuales a través de su vegetación epifica contribuyen el mantenimiento de los acuíferos y recarga de manantiales.  Hay poblaciones que se benefician directamente de estos recursos hídricos” amplía García.

Una de las mayores problemáticas que presenta la preservación de los bosques tropicales, es la tala ilegal, una de las causas de la degradación de los bosques tropicales, y que es una de las mayores preocupaciones de nuestras instituciones y autoridades.

Minec / Inparques/ José UrbinaLa Asunción, 26/06/2018.-