Inparques rinde homenaje a los guardianes ancestrales de la naturaleza

Los pueblos indígenas son los guardianes esenciales del medio ambiente, ellos conservan y restauran los bosques y los recursos naturales, por esta razón, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), les rinde un merecido homenaje este 9 de agosto, fecha dedicada a reconocer su invalorable aporte.

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas se conmemora cada 9 de agosto, fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en conmemoración de la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre poblaciones Indígenas, celebrada en Ginebra en 1982, con el fin de sensibilizar sobre sus necesidades.

Los pueblos indígenas se sienten conectados con la naturaleza y se sienten parte del sistema en el que viven. Un tercio de los bosques del mundo, cruciales para reducir las emisiones de carbono, son gestionados principalmente por pueblos indígenas, familias, comunidades y agricultores.

Sus formas y medios de vida pueden enseñarnos mucho sobre la conservación de los recursos naturales, el cultivo sostenible de alimentos y la vida en armonía con la naturaleza. Reavivar estos conocimientos que tienen su origen en un patrimonio y legado histórico, es esencial para hacer frente a los retos a los que desafía la agricultura hoy en día y en el futuro.

Protección a su cultura

Cada año, la celebración de este día se enmarca, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), en una temática diferente, 2019 es el Año Internacional de las Lenguas Indígenas y coincidiendo con este hecho, la temática de este año es: Lenguas Indígenas.

La gran mayoría de las lenguas en peligro son habladas por los pueblos indígenas. De hecho, se estima que cada dos semanas muere una lengua indígena, poniendo en riesgo sus respectivas culturas y los sistemas de conocimiento que aportan. Es por ello que en este día se pretende sensibilizar sobre la preocupante pérdida de estas lenguas y la gran necesidad de preservarlas, revitalizarlas y promoverlas a nivel nacional e internacional.

En el mundo actual se hablan cerca de 7.000 idiomas, de los cuales 6.700 son lenguas indígenas que poseen el cúmulo de conocimientos de los pueblos que las hablan. Para ellos, las lenguas no son únicamente símbolos de identidad y pertenencia a un grupo, sino también vehículos de valores éticos. Constituyen la trama de los sistemas de conocimientos mediante los cuales estos pueblos forman un todo con la tierra y son cruciales para su supervivencia.

Visibilizados en Venezuela

Algunos países niegan la existencia de poblaciones indígenas en su territorio, sus lenguas se ven relegadas a la condición de dialectos y están desvalorizadas en relación con los idiomas nacionales, lo cual las condena a una muerte segura.

En Venezuela, esto no sucede, ya que el Eterno líder de la Revolución Bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías, dio valor a los pueblos indígenas logrando que por primera vez tuvieran representación parlamentaria a través de la actual Constitución, la única en ser aprobada por el Poder Popular.

Esa Carta Magna de la República Bolivariana de Venezuela, reconoce a los pueblos originarios no sólo en su preámbulo, sino que les dedica todo un capítulo, el octavo, titulado “De los Derechos de los Pueblos Indígenas”, que va desde el artículo 119 al 126; además, en revolución se han promulgado leyes que reivindican sus demarcaciones territoriales, sus lenguas y culturas y otros beneficios sociales.

Comunidades de los pueblos indígenas más numerosos de Venezuela se encuentran asentadas en parques nacionales como Canaima, Caura, Sierra de Perijá y Parima-Tapirapecó, adscritos a Inparques para su conservacióm, administración y manejo.

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / María Alexandra Correa

Fotografía / Archivo