Prensa Inparques / Falcón, 17/08/2017.- En el área de las Lagunas de Oxidación ubicada en la zona sur oeste del Parque Nacional Médanos de Coro, espacio protegido por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas (Minea), el equipo de Investigación y Seguimiento Ambiental evidenció la presencia de un caimán crocodilus también conocido como baba de más de dos metros de longitud.

Equipo de monitoreo georreferenció su hábitat para su seguimiento ambiental

Servidores públicos del área en protección, señalaron que esta zona es un paisaje que ha sido modificado por la presencia de unas lagunas de oxidación, permitiendo el desarrollo de fauna endémica o propia del sector, como exótica o introducida al área, como el caso de este caimán o baba.

Durante el recorrido los trabajadores lograron localizar un ejemplar de este caimán de un tamaño aproximado a dos metros de longitud, cuyo hábitat fue georeferenciada para posible seguimiento.

Según una publicación realizada por los especialistas Alexis Arenas y Abraham Mijares, titulada, Herpetofauna de Falcón en el año 2000, esta especie puede distribuirse en los municipios Silva, Zamora y Carirubana de la entidad.

El ejemplar localizado media más de dos metros de longitud

Por su parte, referencias documentadas por el Sistema Venezolano de Información sobre la Diversidad Biológica, señala que la baba o caimán crocodilus puede vivir en ambientes acuáticos abiertos, de aguas tranquilas o corrientes lentas, incluso, se han reportado eventualmente en aguas salobres.

Así mismo, señala que esta especie se encuentra activa durante la noche, aunque durante el día se observan en reposo asoleándose a la orilla de los cuerpos de agua. Es un animal carnívoro que se alimenta principalmente de crustáceos, caracoles e insectos en el estadio de crías y juveniles (menores de un metro) y es considerada una de las especies más pequeñas y abundantes del orden Crocodylia en Suramérica.

Prensa Inparques / Vanessa Salas

Fotografía / Freddy Velásquez