Agencia Venezolana de Noticias (AVN), 07.09.2017.- Ecologistas del estado Zulia proponen se constitucionalice la protección de la tierra, del agua, de la biodiversidad en un capítulo sobre la naturaleza como derecho fundamental.

La propuesta se desprende del Foro ECoconstituyente, realizado este jueves en la sede del Instituto para la Conservación del Lago de Maracaibo (Iclam), en el que se profundizaron algunos conceptos que tienen que ver con la protección de la tierra, la biodiversidad y la consideración de los territorios, en función de abarcar no sólo las comunidades indígenas, sino también las afrodescendientes y las campesinas que hacen vida en esos territorios.

Isabel Perozo, del Frente Resistencia Ecológica de Zulia, indicó que estas propuestas serán elevadas a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para su discusión y debate.

Entre los planteamientos, refiere, se suma la necesidad de concretar la aplicación de las energías renovables en las actividades productivas del país, en especial lo que tienen que ver con el desarrollo energético y la protección del agua.

Alejandro Fernández, investigador en energía renovable en la Universidad Politécnica de Cataluña y profesor invitado en el Centro Socioeconómico del Petróleo y energías alternativas de la Universidad del Zulia, al socializar sus conocimientos en el foro, manifestó la necesidad de modificar y trascender el modelo productivo rentista que ha llevado a una situación económica, ambiental y socialmente crítica al país en los últimos años.

«Para trascender este modelo, lo que debemos es iniciar la concienciación y tomar lo antes posible las medidas necesarias para que el uso de la energía en nuestro país propenda un sistema mucho más racional, eficiente, de ahorro energético y donde nosotros podamos utilizar nuevas fuentes de energía no contaminante», explicó.

Indicó que el país tiene potencialidades como la energía solar fotovoltaje y la energía eólica que, de forma particular en Zulia podría generar 10.000 MW de potencia, las cuales se deben aprovechar y desarrollarla, de tal manera garantizar el acceso al agua en un mediano y largo plaza, el acceso a una atmósfera saludable, la reducción y mitigación del cambio climático y el calentamiento global.

«Elevaremos a la ANC una propuesta para blindar en la nueva constitución los derechos fundamentales de la naturaleza y así avanzar hacia un modelo realmente ecosocialista concretamente sostenible y viable en un mediano y largo plazo. (…) Los derechos a la naturaleza deben ser derechos fundamentales, lo cual quiere decir que cualquier agresión a la naturaleza como la tala, la quema de árboles, la contaminación del agua, del aire, el derroche de los recursos debe ser penalizado», reforzó el investigador.