Prensa Inparques / San Felipe, 27/09/2017.- La celebración del Día Mundial del Turismo, este miércoles 27 de septiembre, se centra en cómo esta actividad puede contribuir al bienestar de cada región y se enmarca en la declaratoria de 2017 como el Año del Turismo Sostenible para el Desarrollo por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El turismo sostenible se entiende como aquel que tiene en cuenta los efectos presentes y futuros que esta actividad tiene en la economía, la sociedad y el medio ambiente. Por todo ello, se debe usar de manera óptima los recursos naturales, respetar a las comunidades que reciben a los visitantes, asegurar que las actividades económicas sean viables y que los beneficios se distribuyan equitativamente entre los diferentes actores.

Para el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), el turismo es de gran importancia toda vez que 80% de esta actividad en Venezuela se realiza en las áreas protegidas que están bajo su administración como los parques nacionales, monumentos naturales y parques de recreación. 

En este sentido, Inparques se ha propuesto una serie de tareas a realizar en estos espacios, que incluyen  jornadas de embellecimiento y ornato dentro de los diferentes parques que contribuyan a prestar una mejor servicio a nuestros visitantes y atender los lineamientos del turismo internacional, que tiene como tarea impostergable impulsar y promover una mejor comprensión entre los habitantes de cómo administrar la riqueza del patrimonio, de sus potencialidades y apreciar los valores inherentes a las diversas culturas.

El turismo es una poderosa herramienta para acabar con la pobreza, proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida, especialmente en los países en desarrollo. Bien concebido y gestionado, este sector puede contribuir de manera significativa a los tres aspectos del desarrollo sostenible como lo son el económico, el social y el medioambiental, asimismo está relacionado con otros sectores y puede generar empleo digno y oportunidades comerciales.

Es esencial que todos los actores, incluidas las empresas turísticas, sean conscientes tanto de las oportunidades como de las responsabilidades que conlleva esta actividad y actúen de manera que el impacto en las comunidades sea positivo y garantice la sostenibilidad.

Esta celebración nos brinda una oportunidad única para reafirmar nuestro compromiso con la sostenibilidad y avanzar asegurando los efectos positivos del turismo bien gestionado, orientado al crecimiento inclusivo y equitativo, el desarrollo sostenible y la paz.

Prensa Inparques / Texto y fotografía  Melissa Mendoza