Cada 06 de mayo el Parque Nacional Juan Crisóstomo Falcón, celebra un año más de aniversario desde que en 1987 fuera declarado área protegida de Venezuela. Una ensenada natural administrada por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas (Minea).

 

Juan Crisóstomo Falcón, también conocido como Sierra de San Luis, está ubicado en los municipios Bolívar, Petit y parte de los municipios Colina y Miranda de la entidad falconiana, un espacio que se caracteriza por ser uno de los parques nacionales con mayor variedad de atractivos naturales, donde se puede dar lugar a la recreación pasiva, la educación ambiental al aire libre y la investigación científica.

 

Entre sus características más resaltantes a destacar, es que el lugar posee recursos minerales gigantescos como piedras de caliza con cuarzos incrustados en ella. Además, existen redes de cuevas, galerías y posee un lago subterráneo denominado La Fosa de San Luis, considerado la ensenada subterránea más grande de Venezuela y Latinoamérica.

 

El aporte de agua dulce a través de sus cuencas hidrográficas, hace posible el aporte de agua potable a los principales embalses de la entidad falconiana, además de permitir un área recreativa conocida como las Cataratas del Hueque, donde es costumbre de los falconianos visitar un fin de semana estas aguas frías y cristalinas.

Este Parque Nacional cuenta con 20 mil hectáreas para armonizar con la naturaleza.

 

Su bosque nublado y húmedo permite el desarrollo de la diversidad biológica, siendo el hábitat de la mayor variedad de especies faunísticas de Falcón, resaltando especies como el Cardenalito de Venezuela y la Cotorra Cabeciamarilla aves en peligro de extinción, así como, el carpintero real, caimanes blancos, tortugas de agua dulce y serpientes como las mapanares y tragavenados.

 

Este Parque Nacional cuenta con 20 mil hectáreas para armonizar  la naturaleza de las cuales sus principales  atractivos turísticos son: la Cueva del río Acarite, Coy-Coy de Uria, La Dolorita y Peregüey, el Haitón del Guarataro, el Camino de los Españoles, Gran bosque nublado, el cerro Galicia, entre otros.

 

Adicionalmente, la zona cuenta con una historia de defensa de la Pachamama por colectivos ambientalistas, integrados por el cantautor Alí Primera, quien con su poesía defendió y evitó intervenciones que pudieran afectar la dinámica natural del área, de allí que nace su frase, ¡Agüita Dulce, del Cerro Vendrá!

 

En su celebración, Inparques desarrolla una serie de actividades ecológicas y recreativas de la mano con las comunidades aledañas al parque nacional, todo ello con el fin de promover el sentido de pertenecía y la importancia que tiene este reservorio natural, para el disfrute de las generaciones presentes y futuras.

 

Prensa Ecosocialismo y Aguas (Minea) / Inparques / Vanessa Salas / Coro, 06.05.2018