El 9 de agosto de 1972, bajo el Decreto N° 1.061 publicado en la Gaceta Oficial N° 29.883, del 18 de agosto del mismo año, fue establecido el Parque Nacional Archipiélago Los Roques con el objetivo de proteger la rica biodiversidad presente en sus distintos ecosistemas, que estaba amenazada por una desordenada ocupación y gran flujo de visitantes.

 

Este paraíso natural, espacio administrado y manejado por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec),  se encuentra en el arco insular caribeño externo de Venezuela, con sus 42 cayos de origen coralino (rocas de coral y conchas marinas).

 

Se ubica a 130 kilómetros del Litoral Central en el mar Caribe y tiene una extensión total de 221 mil 120 hectáreas, lo que convierte a este espacio marino no solo en el más grande protegido en el país, sino de todo el Caribe. En el Archipiélago Los Roques hay una sola isla permanentemente poblada, El Gran Roque, con más de 1.800 habitantes y en ella se han establecido más de 60 posadas que reciben a más de 50 mil turistas al año.

 

Las lagunas también hacen parte de la geografía que compone este impresionante parque nacional, sus aguas poseen un atractivo color azul y verde turquesa y desde el cielo se puede apreciar su majestuosidad, resaltando por su mayor tamaño la laguna central del archipiélago que lleva por nombre Los Corrales, la cual concede a esta área protegida su condición morfológica de atolón coralino, el mayor de todo el Caribe.

 

La biodiversidad del Parque Nacional Archipiélago Los Roques es muy amplia, con una flora y fauna distinguidas del entorno ambiental roqueño. En el archipiélago se han reportado más de 38 especies vegetales de superficie y submarinas, representadas las primeras por cuatro especies de mangle:  mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle negro (Avicennia germinans), mangle blanco (Lagunculariaracemosa) y botoncillo (Conocarpus erectus).

 

Un mil 780 especies de peces habitan las mágicas aguas turquesa que cubren este tesoro marítimo, la riqueza piscícola de Los Roques destaca por su importancia en la demanda alimenticia y económica, como es el caso de especies como pargo, rubirrubio, carite y mero. En estas aguas, la presencia de Thalassia y otras hierbas submarinas favorecen la reproducción de los peces.

 

La cachama amarilla, la negra, la blanca, la medio luto y la isabelita son unas de las especies que predominan en este parque de aguas hipnotizantes, así como la lisa y el coro coro, por mencionar algunas. También entre la fauna se pueden encontrar las tortugas marinas como la caguama o tortuga cabezona, la tortuga verde o blanca, tortuga laúd o cardón y la tortuga carey, todas en peligro de extinción.

 

En el Parque Nacional Archipiélago Los Roques se encuentra la formación de arrecifes más importante de Venezuela y del sur del mar Caribe, y a través de estudios se ha logrado evidenciar la presencia de 58 especies de corales escleractinios y tres de milepóridos, el total de especies en el país.

 

Inparques celebra el aniversario de este parque nacional, fomentando su protección e instando a turistas y pobladores a ser parte de la conservación de este espacio natural, único por sus maravillosas aguas que invitan a conectarse con la naturaleza.

Un mil 780 especies de peces habitan las mágicas aguas turquesa que cubren este tesoro marítimo.

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / Bárbara Rodríguez

Noticias Relacionadas