Este 19 de agosto llega a sus 41 años al servicio de los venezolanos, el Parque Recreacional Bolivariano Minas de Aroa, nombrado en esta misma fecha el año 1974 por Decreto Ejecutivo N° 432, bajo la administración y manejo del Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec).

El parque se encuentra ubicado en el municipio Bolívar del estado Yaracuy. Es un lugar de importancia histórica tanto para Yaracuy como para toda Venezuela, ya que protege el último patrimonio que conservó Simón Bolívar hasta su muerte: los yacimientos de cobre localizados en los alrededores de Aroa, descubiertos en el año 1605 por Alonso Díaz de Oviedo.

Las minas pertenecieron a nuestro Libertador, por herencia de su tatarabuelo Don Francisco Marín de Narváez, dadas a él y a sus sucesores “en empeño y a perpetuidad” por el Rey Felipe IV de España, mediante la entrega en Madrid de 30.000 pesos de a ocho reales de plata y 10.000 pesos de igual calidad en las Cajas Reales de Caracas.

Después de su muerte, las minas de Aroa son vendidas por los herederos de Bolívar a la compañía Inglesa Bolívar Mining Association (1832), formándose luego otras compañías como: Quebrada Land Mining Company, Quebrada Railway Land and Copper Company Limited, Aroa Mines Limited, Bolívar Railway Company Limited, entre otras.

Las bellezas escénicas hacen de este parque natural e histórico-arqueológico, un paisaje rico en vegetación y abundante flora, el cual abarca una superficie de 9.000 hectáreas (ha), de las cuales sólo 14 están desarrolladas, encontrándose numerosas especies vegetales tales como samán, guácimo, cedro, ceiba, entre otras.

La observación de las minas de cobre, así como la infraestructura y equipos usados para su explotación, conjuntamente con la presencia de las aguas de la quebrada Las Minas, contribuyen a que el parque sea un lugar de gran atractivo para el descanso, esparcimiento y recreación, y que, a su vez, sirve para proteger y exponer una parte de nuestra historia.

Como espacios recreativos disponibles dentro del parque, se encuentra un pequeño lago artificial, igualmente cuenta con un área acondicionada para balneario y para acampar; un museo artístico, constituido por una serie de esculturas al aire libre; un museo industrial, el cual muestra la tecnología utilizada para la explotación y proceso del cobre; un museo histórico en la llamada  Casa Blanca que perteneció a la familia Bolívar; un museo tropical, representado por el bosque húmedo tropical, y el Cementerio de Los Ingleses.

Las bellezas escénicas hacen de este parque natural e histórico-arqueológico, un paisaje rico en vegetación y abundante flora.

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / Rafael Marichales

San Fernando, 19.08.2018.