En el municipio Boconó del estado Trujillo se encuentra el Monumento Natural Teta de Niquitao-Güirigay, un espacio natural bajo resguardo del Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), que conmemora 22 años de haber sido promulgado bajo el Decreto N° 1.473 del 4 de septiembre de 1996.

Este monumento corresponde al sistema montañoso de Los Andes venezolanos y en su área está representado el relieve más abrupto del estado Trujillo, conformado por picos, rocas afiladas y líneas de crestas agudas y dentadas. La Falla de Boconó presenta los rasgos geomorfológicos de mayor importancia del lugar.

Fue decretado bajo esta figura en aras de proteger sus paisajes únicos conformados por crestas monoclinales, páramos y relictos de selva nublada y la biodiversidad existente en este espacio, ya que es hábitat del oso frontino, especie amenazada de extinción, además de cachicamos, conejos de páramo, lapa paramera y el guachizorro, y aves como águila real, el pato serrano y la cotúa.

En cuanto a las especies vegetales más conocidas del lugar, destacan el huesito de páramo, tabacote, chispeador y plantas como abrojo, romero, cadillo, viva-viva, valeriana, frailejón morado, chicoria y repollito de páramo.

Cabe destacar que la Teta de Niquitao, también conocida como Picachu o Misu, ubicada a 4.006 metros sobre el nivel del mar  (msnm), es el punto más alto del estado Trujillo y considerado como el destino predilecto para el montañismo y la aventura de altura. En tiempos despejados, desde allí pueden observarse los parques nacionales Guaramacal, Sierra Nevada y Dinira. Las lagunas Las Parias, Laguna Azul y Laguna Negra que se encuentran en el camino hacen mucho más atractivo el recorrido.

Cuando se conmemora un año más de su decreto como Monumento Natural, Inparques invita a todo aquel que desee visitar y disfrutar de la majestuosidad de este paraje natural, a hacerlo con el respeto necesario para garantizar la armonía perfecta pueblo-naturaleza.

Prensa Ecosocialismo / Inparques / Sara Ramos

Noticias Relacionadas