En Venezuela todos los 12 de octubre se conmemora el Día de la Resistencia Indígena, el día en que comenzó el derramamiento de sangre de nuestros pobladores nativos de este territorio, que fueron víctimas de la violencia de los colonizadores españoles.

Día de la Raza es el nombre que reciben en la mayor parte de los países hispanoamericanos las fiestas del 12 de octubre, en conmemoración del avistamiento de tierra por el marinero Rodrigo de Triana en 1492, luego de haber navegado más de dos meses al mando de Cristóbal Colón, desde Europa hasta a lo que posteriormente se denominaría América.

El primer nombre de la efeméride Día de la Raza fue decretado en 1921, cuando Venezuela era gobernada por Juan Vicente Gómez. Ocho décadas más tarde, esta denominación es considerada “discriminatoria, racista y peyorativa” por el ex presidente Hugo Chávez.

El fallecido presidente, Hugo Chávez Frías, anunció que la efeméride del 12 de octubre ya no se celebraría más como el ‘Día de la Raza’. Desde entonces se viene celebrando anualmente el ‘Día de la Resistencia Indígena’ para honrar la constancia de estos pueblos en la lucha por su dignidad.

Día de la Resistencia Indígena o Día de la Dignidad, lo cierto es que la llegada del líder de la Revolución Bolivariana permite decir hoy que el 12 de octubre de 1492, no se “celebra” como el “Día de la Raza”, sino que se conmemora, se recuerda, se explica, se dice abiertamente, que ese día, inició en estas tierras de la originaria Pachamama conocida con el nombre de América el genocidio más grande que jamás haya conocido la humanidad.

La festividad originalmente conmemoraba el “descubrimiento” de América por parte de Cristóbal Colón, decretada durante el gobierno de Juan Vicente Gómez como festividad nacional. Pero este hecho no era del agrado de algunos políticos y pensadores de la izquierda venezolana, que consideraban que la festividad exaltaba el Colonialismo en detrimento de la cultura y valores de los indígenas Amerindios.

El nuevo Día de la Resistencia Indígena conmemora así la resistencia de los nativos americanos contra los conquistadores. Fue decretada de tal modo por Hugo Chávez y sancionada por la Asamblea Nacional de Venezuela.

Los pueblos indígenas, por su parte, tienen en el Gobierno Bolivariano un reconocimiento expreso de su rebeldía, que se traduce en el otorgamiento de derechos cercenados por siglos, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la única aprobada mediante referéndum popular en 1999.

  Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / Ma. Daniela Maza.