La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 6 de noviembre de 2001 como Día Internacional para la Prevención de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos Armados en su resolución 56/4. Es por ello, que el  Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec) hace un llamado a la conciencia ante  los perjuicios producidos al ambiente durante los conflictos armados.

Los conflictos bélicos a lo largo de la historia han sido una de las principales causas no sólo de pérdidas humanas, sino también de la devastación del ambiente. Según datos de la ONU el 40% de las guerras registradas ha tenido un gran impacto en la explotación del ambiente, sobre todo cuando se trata de el oro, los minerales o el petróleo, lo que se convierte en la principal razón por la que inician las guerras.

Por esa razón, los estados Miembros sobre el Medio Ambiente aprobaron una resolución por la que se comprometieron a proteger el ambiente en las zonas afectadas por conflictos armados. Por su parte, la Comisión de Derecho Internacional de la Organización está examinando actualmente el marco jurídico internacional para la protección del mismo.

El objetivo de este marco y de algunos gobiernos internacionales que trabajan para el bienestar de la madre tierra es fijar directrices para mejorar el apoyo a la conservación del ambiente,  el cual  ha sido una víctima olvidada. Pozos de agua contaminada, cultivos quemados, bosques talados, suelos envenenados y animales sacrificados, válidos para obtener ventajas monetarias.

Inparques hace énfasis a la conciencia, a la razón de ser y a emancipar pensamientos de colaboración y acción ante el cuidado del ambiente, situación vital para el crecimiento y expansión de la sociedad.Prensa Ecosocialismo (Minec) / Barinas / Eleanny Patiño

Noticias Relacionadas