El Parque de Recreación Alí Primera, administrado y protegido por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), ubicado en la Ciudad de Caracas, específicamente en la avenida Sucre, frente a la salida de la estación Gato Negro del Metro de Caracas, parroquia Sucre, Municipio Libertador, está cumpliendo 35 años de haber sido inaugurado.

Su fundación fue publicada en el Decreto presidencial en la parte correspondiente al ya desaparecido Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables, en la Gaceta Oficial No. 31885, fechada el 17 de diciembre de 1979; sin embargo, fue inaugurado el 17 de diciembre de 1983.

Este parque de recreación ha tenido tres nombres, en su inauguración se le denominó: Parque del Oeste y luego, Parque de Recreación Jóvito Villalba.  En el año 2007, se le vuelve a cambiar el nombre, esta vez, con su actual denominación de Parque de Recreación Alí Primera, en honor al Cantor del Pueblo.

La pareja de arquitectos conformado por Gregory White y Elsa Salas de White, diseñaron esta obra arquitectónica y natural. La idea detrás del proyecto era la de crear un parque de tipo urbano, de mediana dimensión, 46,2 hectáreas, para el sano esparcimiento de la ciudadanía residente en el sector oeste de la capital del país, Caracas.

Del total de 46,2 hectáreas, aproximadamente 14,22 hectáreas presentan algún tipo de infraestructura para el entretenimiento del visitante. La totalidad del espacio que abarca el referido parque de recreación, representa el 0,24 % del total de toda la Parroquia Sucre, Municipio Libertador.

Para el mes de febrero de 2012, el parque recibe una mejora total de sus aéreas verdes e infraestructura, por órdenes directas del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela de entonces, nuestro eterno y siempre recordado, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Entre los atractivos con que cuenta el parque Alí Primera, se encuentra la plaza Jorge Rodríguez, no solo un homenaje a este líder político de la ya inexistente Liga Socialista y luchador social, sino también un recordatorio de la falsa democracia que tuvo el país a partir de 1961.

En las áreas pertenecientes al parque se encuentra edificado el Museo Jacobo Borges, un museo temático dedicado a la obra de este artista plástico caraqueño, cuya obra abarca las disciplinas de la pintora, el dibujo, el cine y la escenografía. Este museo fue inaugurado en el año de 1995, y fue concebido como un eco-museo.

También hay una infraestructura religiosa, la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, un edificio con el antiguo Grupo Escolar y la Escuela Normal Miguel Antonio Caro, esta última declarada Monumento Histórico Nacional. En este sitio actualmente funciona sede rectoral de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, así como el Liceo Miguel Antonio Caro.

Otras instalaciones con que cuenta este parque son canchas deportivas, áreas para juegos infantiles, un anfiteatro y una concha acústica para eventos musicales, un sistema artificial de lago y fuentes, cafetín, kioskos piñateros, caminerias, un arroyo, entre otras.

El verdor de su paisajismo conquista la mayor parte del mismo. En esta áreas verdes podemos encontrar sembradíos de árboles y arbustos como palmeras, pilón, clavellinas, trinitarias o buganvilas, papiros, chaguaramos, yucas entre otras plantas que el extasiado visitante puede contemplar tendido en la grama de sus proximidades.

La fauna es igualmente atractiva y variada, el visitante observara desde aves como cardenales corianos, turpiales, pájaros chuchubes, canarios, hasta animales mamíferos como los conejos, zorros, también animales de la familia marsupial, los réptiles más comunes del parque son lagartijas e iguanas.

Inparques, recuerda velar por el buen uso del parque, cumplir sus normativas de seguridad, y sobre todas las cosas, disfrutar de este oportuno pulmón vegetal y zona de paz.

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / José Urbina

Noticias Relacionadas