El Parque Nacional Henri Pittier cumple 82 años

En la historia de los parques nacionales de Venezuela, el Henri Pittier destaca como el primero en haber sido decretado, inicialmente con el nombre de Rancho Grande, el 13 de febrero de 1937, bajo el mandato de Eleazar López Contreras; pero posteriormente, el 24 de mayo de 1953, fue rebautizado con el nombre de este insigne naturalista y botánico suizo.

En este sentido, hoy 13 de febrero, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec), celebra junto a Venezuela los 82 años de este majestuoso parque de imponentes riquezas naturales.

Su cambio de nombre fue un reconocimiento a la loable labor de Pittier, quien dedicó parte de su vida al exhaustivo estudio de los ecosistemas tropicales y de las miles especies de fauna y flora existentes en la región central del país, lo que lo llevó a liderar la lucha por proteger la enorme biodiversidad del lugar que hoy ocupa el parque.

Cuando se estableció, el Parque Nacional Henri Pittier contaba con una extensión de 90 mil hectáreas (ha.) y para el año 1974 se decretó una ampliación en la que se anexaron 17.800 ha. para dar un total de 107.800 ha. bajo resguardo, convirtiéndose así en el parque más extenso de la Cordillera de la Costa, ya que se ubica entre la zona norte del estado Aragua, abarcando gran parte de las costas de Aragua, y la zona montañosa del estado Carabobo, colindando con el Parque Nacional San Esteban.

Riquezas y atractivos

Presenta ecosistemas de bosques nublados de montaña y costeros y su vegetación varía dependiendo de la altura y es diversa debido a la cantidad de ambientes, pues está comprendido por cuatro estratos vegetales desde árboles de gran altura, arbustos de mediana altura hasta helechos, musgos, líquenes y hongos.

En cuanto a la flora, hay formaciones vegetales de subpáramo, especies de orquídeas, bromelias y palmas. En zona costera destacan los manglares de la ciénaga de Ocumare y Turiamo, antófitas marinas y gran variedad de cacao que resalta por su valor genético, reconocido como uno de los mejores del país.

Por su parte, la fauna de este parque nacional destaca por algunas especies extrañas que en él habitan, tal como es el caso de la polla de Wetmore, el águila negra, el águila solitaria, la rana acuática, el perro de monte, la salamandra patas palmeadas, la machaca y la mariposa satúrnida nocturna.

Igualmente, es hábitat de especies consideradas en peligro de extinción como el mono araña, el paují copete de piedra, el halcón peregrino, el águila arpía y el caimán de la costa. Cuenta con presencia de especies faunísticas dulceacuícolas, reptiles e invertebrados marinos y asimismo, hay un refugio de guácharos llamado Juan Damasco.

Las majestuosas playas, sus cuantiosos ríos, pozos y quebradas que se localizan en el Henri Pittier, son el principal atractivo que reúne a miles y miles de turistas del país y convocan a extranjeros, quienes tienen la oportunidad de disfrutar de las áreas recreativas Las Cocuizas, Polvorín, La Guamita, La Trilla, La Loma, Playa Cuyagua, el Pozo La Planta, El Ajao, Los Colores, Playa Catica, La Ciénaga y la Estación Biológica Rancho Grande.

En estas áreas, los visitantes disponen de variada cantidad de servicios turísticos y dependiendo de las condiciones de los espacios, pueden ser de alimentación, hospedaje, acampada, senderos de interpretación guiados, buceo, kayak, venta de artesanía, entre otros. De la misma forma, están ubicados de forma estratégica los puestos de guardaparques para el control y la vigilancia de todas estas actividades.

La celebración de un aniversario más del primer parque nacional decretado en el país, es propicia para hacer un llamado a la conciencia a la enorme cantidad de turistas que recorren desde montañas, valles y costas, disfrutando de las bellezas y riquezas que este espacio natural ofrece. Cuidarlo, preservarlo y mantener su equilibrio ecológico es una tarea colectiva y el mejor regalo que se le puede hacer.

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / Sara Ramos

San Cristóbal, 13.02.2019

Noticias Relacionadas