Cada 18 de noviembre se celebra el Día de la Alimentación en Venezuela, este día fue establecido por el Instituto Nacional de Nutrición (INN) junto al decreto presidencial del año 1949, como una forma de combatir la gravedad de la crisis alimentaria que azotaba a la población en esa época.

El Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec) celebra este día bajo las políticas establecidas por el Gobierno Bolivariano, en aras de garantizar el derecho y el acceso a la alimentación al pueblo venezolano.

Por tal motivo, en la Carta Magna de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 305 se establece que “El Estado promoverá la agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral, a fin de garantizar la seguridad alimentaria de la población; entendida como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a éstos por parte del público consumidor”.

Igualmente, el artículo expresa que: “La seguridad alimentaria se alcanzará desarrollando y privilegiando la producción agropecuaria interna, entendiéndose como tal la proveniente de las actividades agrícola, pecuaria, pesquera y acuícola. La producción de alimentos es de interés nacional y fundamental para el desarrollo económico y social de la Nación”.

En ese sentido, el Estado venezolano garantiza la alimentación de la nación con la distribución de alimentos a comedores de escuelas, liceos y universidades públicas, y la implementación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) con la distribución de alimentos casa por casa a las comunidades víctimas del feroz ataque que promueve el gobierno norteamericano contra Venezuela, producto de la guerra económica que ha azotado al país en los últimos años.

Asimismo, la Revolución Bolivariana ha fomentado la siembra de alimentos con la puesta en marcha de la agricultura urbana en conucos escolares y viviendas, como una forma de promover en las familias venezolanas la producción de sus propios alimentos, que van desde la siembra de verduras y hortalizas, hasta la cría de cachamas y otros animales para el consumo.

 

Prensa Ecosocialismo (Minec) / Inparques / Lara / Bárbara Rodríguez