Con el objetivo de promover la preservación y dar a conocer las amenazas a las que se enfrentan y las medidas de conservación necesarias para su permanencia, cada 10 de enero se celebra el Día Mundial de las Aves.

Venezuela posee una gran variedad de fauna, en ese sentido, la avifauna existente en el territorio nacional está constituida por más de 1390 especies, de las cuales, 33 se encuentran en peligro de extinción, como consecuencia de las acciones humanas que atentan contra la vida en el planeta.

Una amplia gama de colores, tamaños y formas, forman este importante y hermoso abanico de especies que habitan en todo tipo de clima, desde bosques nublados, selvas tropicales, hasta las cálidas costas. En nuestro país, existen distintos tipos de aves debido a la extensa y diversa geografía natural, encontrándose entre los países más completos en este sentido en todo el mundo para albergarlas.

El Instituto Nacional de Parques (Inparques) ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), protege Parques Nacionales, de Recreación y Monumentos Naturales, donde habitan diversas especies de aves, uno de ellos, es el primer Parque Nacional decretado en la nación, se trata del Henri Pittier en el estado Aragua, creado el 13 de febrero del año 1937, la riqueza de su avifauna lo convierte en un entorno propicio para aves residentes, migratorias y visitantes.

Se ha inventariado que alrededor del 7% de las especies de avifauna del mundo se pueden ubicar dentro de este parque, del 47% de las especies venezolanas, un 22% son endémicas y de éstas más de 75 ejemplares residen en los bosques veraneros, 200 en el bosque nublado, 100 en la selva húmeda tropical y 68 en la zona subtemplada.

En ese sentido, es importante señalar que la avifauna migratoria es muy abundante porque el parque es zona de paso de migraciones, particularmente a lo largo de las abras que allí  existen, en especial el Paso de Portachuelo, adyacente a la carretera que une a Maracay con Ocumare de la  Costa.

Venezuela posee un ave que la representa, el turpial, una especie que se caracteriza por su particular canto y el colorido de sus plumas, su plumaje es negro en la cabeza, sobre el pecho y en la parte superior del cuerpo y las alas, mientras que el resto del cuerpo es amarillo oscuro.

Las alas tienen una fina franja de color blanco y los ojos son de color amarillo con un contorno de piel azul clara. Su pico es de forma cónica, agudizado y comprimido y mide aproximadamente 24 cm.

Los tonos de su plumaje van con la edad, los turpiales amarillos son los más jóvenes, mientras que en los adultos, su plumaje se torna de color naranja. Además de estas especies, también en Venezuela se encuentran otras como la guacamaya, el cardenalito, el águila arpía, el corocoro sidra, garzón soldado, gallito de las rocas, entre muchas otras que habitan en el país.

 

Inparques, insta a preservar las diferentes especies de aves que hacen vida en el territorio nacional y a proteger su entorno natural para que los cielos continúen disfrutando de su majestuosidad.

 

 

Prensa Inparques / Bárbara Rodríguez / Fotografías De archivo

Contacto laraprensainparques@gmail.com