En las instalaciones del Parque de Recreación José María Ochoa Pilé de Barquisimeto, área administrada por el Instituto Nacional de Parques (Inparques) ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), se desarrolló el taller básico para manejo del fuego.

La formación estuvo dirigida a trabajadores y trabajadoras de Inparques, sumándose el Grupo de Apoyo Comunitario de Atención, Emergencia y Rescate (Gacaer) y jóvenes voluntarios de Protección Civil, este evento estuvo a cargo del bombero forestal Daniel Díaz, encargado de la Dirección de Incendios de Inparques en el estado Lara, quien destacó que el objetivo de este taller es incorporar voluntarios al Comando Nacional Unificado contra de Incendios Forestales.

Díaz sostuvo que  «si no se toman las medidas correctas para la prevención, el ambiente paga las consecuencias», señalando que es una obligación mantener en óptimas condiciones los corta fuego para evitar la propagación de incendios de este tipo, igualmente, mostró los implementos que deben utilizar los bomberos, destacando que es un equipo especial para proteger la piel de los efectos de la radiación generada por las llamas.

Durante el taller se conoció a detalle las técnicas para el manejo del fuego, a propósito de la temporada de sequía en la que se encuentra el país actualmente y la vulnerabilidad de los parques nacionales, de recreacionales y monumentos naturales que están bajo la protección de Inparques y la importancia de conservar esos espacios naturales para garantizar el hábitat de su flora y fauna.

Los guardaparques resaltaron sus experiencias en extinción de incendios recordando el que se generó en el año 2015 en el Parque Nacional Dinira ubicado en la entidad larense, donde trabajaron arduamente para extinguir el fuego que se mantuvo durante 25 días, mencionando que es de vital importancia la formación y las prácticas permanentes.

Henry Rodríguez, guardaparques y bombero voluntario expresó que es vital jamás esperar que un incendio se apague por sí solo, “esto es imposible, las llamas se propagan rápidamente y nuestro accionar debe ser inmediato”.

La práctica consistió en sofocar un incendio controlado, donde los participantes manipularon bajo supervisión de los instructores los bastidores, herramientas que se utilizan para este tipo de eventos, igualmente la técnica para manipular la manguera o paño y sus partes metálicas.

Esta actividad está enmarcada en el Programa Amigos del Parque, como una forma de sumar voluntades para garantizar la preservación del Sistema Nacional de Parques y mantener la biodiversidad de las áreas naturales y así, continuar fortaleciendo la preservación de la vida en el planeta, tal como lo expresa el Quinto Objetivo Histórico del Plan de la Patria.

Prensa Inparques / Texto y Fotografías: Bárbara Rodríguez

Contacto / laraprensainparques@gmail.com