El 26 de junio de cada año está dedicado a los bosques tropicales

Nuestro hogar, el planeta Tierra, tiene una increíble variedad de climas, suelos, geografías y paisajes, entre los cuales resaltan las selvas y bosques tropicales, a estos últimos se dedica cada año el 26 de junio como una fecha para concienciar a la población sobre su importancia para la vida.

Así, este 26 de junio, el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo (Minec), celebra junto a organizaciones e instituciones ambientalistas del mundo el Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales.

Fue la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que instituyó el 21 de marzo como el Día Internacional de los Bosques, decretando un apartado para los bosques tropicales, por lo que posteriormente, en 1999, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), la Organización Mundial de Conservación y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), coincidieron en establecer el 26 de junio como Día Internacional de los Bosques Tropicales.

 

Características

Las características que poseen los bosques tropicales los hacen zonas de gran importancia para la preservación de la vida en el planeta, se desarrollan en regiones de alta temperatura y por ello se les llama macro térmicos, aunque también pueden ser considerados higrófilos a causa de su ambiente húmedo.

En Venezuela los estados Delta Amacuro, Bolívar y Amazonas, la selva de Guatopo en el Estado Miranda, el sur occidente del Estado Zulia, poseen grandes extensiones de bosques tropicales donde cohabitan diversos animales como: venados. dantas, tigres, perezas, osos hormigueros, roedores, aves, reptiles y anfibios y su flora consta de plantas Epifitas (Orquídeas, bromelias, helechos), gran diversidad de especies arbóreas, arbustivas y trepadoras leñosas. Algunas especies de matapalo (Ficus) y palmas (Iriartea y Socratea) y Guttiferae (Tovomita y Clusia).

La conjunción entre un clima cálido durante todo el año, así como la tan alta humedad hace que los bosques tropicales sean unas zonas donde la vida animal y la vida vegetal sean totalmente exuberantes. Entre los tipos de bosques tropicales resaltan  el  seco,  monzónico, lluvioso y de inundación.

En estos bosques podemos encontrar más de 15 millones diferentes de especies, lo que indudablemente hace que sean algunas de las zonas mundiales con mayor biodiversidad, poniéndolos en riesgo de explotación indiscriminada por parte del hombre.

La tala de árboles y bosques, muchas veces, se convierte en parte del problema del cambio climático. Cuando se talan árboles por su madera o para combustible o cuando se queman los bosques para la agricultura su CO2 almacenado se libera al aire y, de esta manera, genera que el planeta se caliente. ¡Evitemos la deforestación!.

«Si perdemos la selva amazónica no tendremos ninguna posibilidad de salvar nuestro planeta.”

 

Prensa Ecosocialismo (Minec)/ Inparques/ Abigail Esteves