El Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio de Ecosocialismo (Minec) celebra este 28 de enero el Día Mundial para la Reducción de las Emisiones CO2 (conocida como dióxido de carbono), también llamado Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, efeméride creada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ofrecer soluciones a la alta concentración en la atmósfera de este gas de efecto invernadero.

Las emisiones de gases han aumentado desde la era preindustrial, en gran medida como resultado de la quema de combustibles fósiles, la deforestación y actualmente son mayores que nunca. Como consecuencia, se han alcanzado unas concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono sin parangón en los últimos 800.000 años.

La concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha alcanzado máximos históricos durante los últimos 5 años. Se confirma 2017 como tercer año más cálido desde que se tienen datos, detrás del 2016 y 2015.

Esta fecha busca impulsar a nivel mundial el desarrollo y aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, tales como inversiones en desarrollo de fuentes de energía renovables, cambio de combustibles más limpios, mejoras en la eficiencia de los procesos de combustión y modificar las tendencias de consumo a través de la educación ambiental.

El cambio climático se ha producido principalmente por: Quema de combustibles fósiles (carbón y petróleo), la producción agropecuaria y el cambio de uso del suelo, en especial la deforestación.

El cambio climático es un problema global que afecta a todo el planeta, la preocupación es de todos los países, es así que se firma el Protocolo de Kyoto, un convenio internacional que intenta limitar globalmente las emisiones de gases.

El aumento del contenido de dióxido de carbono que se está experimentando actualmente es el componente principal del cambio climático global.

Según investigaciones los datos actuales detallan que aproximadamente el 19% de las emisiones de gases contaminantes tienen origen doméstico, por tal razón Inparques junto a la dirección estadal de Barinas colaboran con informar a la población en general  las medidas necesarias para llevar a cabo la reducción de estos gases y mejorar la vida en el planeta, entre ellas resaltan:

-Disminuir el consumo energético de nuestros hogares y fomentar la eficiencia energética, utilizando electrodomésticos de lea A o A+, bombillas de bajo consumo, apagando todos los equipos que no utilicemos.

-Desplazarse de forma más sostenible.

-Realizar un consumo responsable.

-Ahorra agua, este es un recurso finito, del que cada vez hay más escasez.

-Aplicar las tres erres del ecologismo: reducir el consumo hasta lo imprescindible; reutilizar para aprovechar al máximo la vida útil de los productos; y reciclar para aprovechar los materiales de los productos

-Por último y no menos importante reforzar la educación ambiental en niños y adultos incentivándolos a tomar conciencia en el cuidado y protección de nuestra madre tierra.

Prensa Ecosocialismo / Inparques / Barinas / Texto Eleanny Patiño